MAGAZINE DIGITAL

Buenas noticias de Chile y el mundo

Assist Card propone 5 ideas para escaparse el último ‘finde’ largo del año 

Este 2022 no fue tan generoso a la hora de situar los días festivos, combinación soñada por todos los trabajadores que siempre piensan en los “findes” largos como una alternativa para hacer una escapada rápida y corta a algún destino que los haga salir de la rutina.

El año se acerca vertiginosamente a su fin y, a la vuelta de la esquina, se vislumbra el último de estos fin de semana XL con cuatro días -sábado 29, domingo 30 y los días festivos del lunes 31 de octubre y el martes 1 de noviembre- disponibles para pensar en alguna escapada de último minuto. Es por eso que Assist Card, organización dedicada a brindar asistencia integral al viajero, comparte 5 ideas de destinos nacionales e internacionales para aprovechar estos días de descanso.

Escapada New Age. A 108 kilómetros de La Serena, el Valle del Elqui es un destino ideal si buscas conectarte contigo mismo y la naturaleza. Un trekking por la cordillera en Cochiguaz, en la quebrada de Las Tolas, es una buena forma de conectarte con el misticismo y espiritualidad que se vive en este valle. Una visita a la casa Museo de Gabriela Mistral en Vicuña, donde además se puede visitar cervecerías locales y cerrar el día con una observación astronómica en Cancana, Mamalluca o Astro Experiencia Migrantes. ¿La siguiente parada? Recorrer la ciudad de Pisco o sus alrededores con una cabalgata junto al río. 

Escapada Malbec. Una excursión por la precordillera de Mendoza, un poco antes del cruce de Los Andes que separa a Argentina de nuestro país, es un excelente punto de partida para disfrutar del paisaje y de las famosas termas de Cacheuta. De ahí en más, la ciudad trasandina es un deleite de gastronomía y la gran variedad de cortes y preparaciones -a la parrilla, la preferida- de carne, siempre aderezados por los excelentes vinos malbec, la uva insigne de las innumerables viñas que se pueden visitar en la zona con degustaciones en plenos campos plagadas de vides. 

Menú arqueológico. La gastronomía es un gran motivo para visitar Lima, sin embargo, hay también razones monumentales para hacerlo. Su rico pasado arqueológico se vive en barrios tan centrales como Miraflores donde es posible conjugar estas dos pasiones gracias al restaurante de la Huaca Pucllana, una pirámide de 25 metros. El Museo Larco también permite conjugar una cuidada gastronomía con una rica colección de objetos prehispánicos y, por último, sin restaurante, pero con un moderno museo de sitio, Pachacamac, merece la visita ya que con más de 465 hectáreas es uno de los sitios arqueológicos más importantes de la costa peruana.

Escapada cultural. Buenos Aires siempre se iguala con gastronomía a precios convenientes, fútbol y mucho más… Como la cultura, porque ir al teatro es una idea quizás un tanto inabarcable con más de 300 salas de puro arte escénico con la Avenida Corrientes como centro neurálgico. ¿Escena independiente? Un dato  seguro es buscar alguno de los tres espacios -en el barrio de Boedo- de la compañía Timbre 4 de Claudio Tolcachir, el genio argentino que ofrece una activa programación con grandes producciones hasta otras más minimalistas que se ofrecen “pasando la gorra”. Otro plan de fin de semana que no falla es visitar la feria de San Telmo y sus innumerables atractivos vintage. Pero antes, es posible perderse por alguna de sus librerías y conseguir títulos mucho más económicos que aquí en Chile. 

Música y naturaleza. Río de Janeiro no falla para disfrutar de la naturaleza que rodea a las playas cariocas más famosas: Copacabana, junto al cerro Pan de Azúcar, e Ipanema, flanqueada por la vista del morro Dois Irmãos. En medio, la posibilidad de subir a lo alto de la piedra del Arpoador, para disfrutar de un romántico atardecer. Santa Teresa tiene una vibra colonial con típicas casas antiguas y bohemias, algunas dedicadas a las artesanías y otras habitadas por artistas. Su símbolo es el bondinho, el último tren eléctrico que circula en todo Brasil y que conecta con los Arcos de Lapa, antiguo acueducto que actualmente funciona como ruta del tren que sube por el morro. Este famoso barrio es ideal para rematar la jornada en un restaurante, un bar o en algún club de música brasileña.

Desde Assist Card la invitación está hecha: descansar, aprovechar de compartir en familia, pero sin olvidar que siempre existen imprevistos como accidentes, pérdidas de equipaje o algún malestar o enfermedad que puede surgir en el destino que pueden empañar el disfrute ante cualquier imprevisto. Por ello, contar con una asistencia al viajero es una excelente forma para disfrutar de estos destinos de forma tranquila y segura.