MAGAZINE DIGITAL

Buenas noticias de Chile y el mundo

Comer huevo en la mañana ayuda a bajar de peso

Según un estudio británico, comer este alimento al desayuno, en cualquiera de sus variedades, ayudaría a perder peso más rápidamente.

Empezar el día con un buen desayuno es una maravilla. Para nuestro paladar y para nuestra salud. Y si se busca perder peso, muchas dietas modifican la primera comida del día, siendo la incorporación de huevo uno de los alimentos clave para tener éxito.

Dos huevos aportan sólo 180 calorías, además de muchas vitaminas como la B12 y la A. Es una comida de bajo costo y muy versátil a la hora de prepararla.

Según el sitio web inglés The Health, un desayuno rico en proteínas aumenta la saciedad de una persona, lo que conduce a una reducción de la ingesta calórica durante el resto del día. En la misma línea, un estudio de 2012 publicado en el British Journal of Nutrition también sugirió que la proteína dietética puede ayudar a tratar la obesidad y el síndrome metabólico.

En este contexto, el huevo juega un rol protagónico por su poder saciante. 

“Directamente por su composición aminoacídica, el huevo genera una respuesta metabólica hacia el organismo que le entrega la información de que tiene los nutrientes necesarios. Por otro lado, algunos péptidos que son pedacitos de las proteínas cuando se digieren también tienen una acción en el sistema nervioso central y provocan también la sensación de saciedad”, explica Francisco Moraga médico pediatra y nutriólogo. 

En esta misma línea, otra investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition comprobó que las personas que comen huevos para desayunar pueden perder hasta un 65% más de peso en ocho semanas. 

“Por su alta densidad de nutrientes y la calidad de su proteína, el huevo -en conjunto con hábitos saludables como dormir bien, realizar actividad física y alimentación balanceada-, puede ser una excelente herramienta que contribuya a un buen control del peso”, concluye el doctor Moraga.